Cavitación

Tecnología sin cirugía, alternativa a la liposucción, con muy buenos resultados. Son ondas ultrasónicas de media frecuencia que provocan repetidas micro-burbujas de vacío con presión en el interior de un líquido, seguido de su propia implosión, logrando romper las resistentes estructuras de los depósitos grasos localizados (adipocitos) absorbiéndose a través del sistema linfático.