DOLOR MIFASCIAL Y PUNTOS GATILLO

Publicado en Especialidades en Patologías

 

 El dolor miofascial, es por definición, un trastorno no inflamatorio que se manifiesta por dolor localizado, rigidez y cuya característica primordial es la presencia de puntos gatillo.

El dolor miofascial tiene tres componentes:

A) Una banda palpable en el músculo afectado,

B) Un punto gatillo y

C) El patrón característico de dolor referido, estos son los elementos básicos para llegar a este diagnóstico.

Los puntos gatillo son puntos de de hiper irritabilidad en músculos y tejidos con diámetros de entre 0.5 y 1 cm, son altamente irritable.

La localización en el interior del músculo, que se presenta rígido a la palpitación y que se produce dolor, limitación de la amplitud del estiramiento y debilidad sin atrofia ni déficit neurológico.

En ocasiones puede dar lugar a fenómenos autónomos (vegetativos) y distorsión de la sensibilidad propioceptiva. 

Los puntos gatillo, generan dolor. Las miofibrillas  se disponen como anudadas, esto provoca una disminución de la elasticidad de este músculo y de su fascia. Se pueden encontrar unos encima de otros, situados en músculos superpuestos.

El tratamiento con  punción seca suele ser muy efectivo.